LA INTERNACIONAL: PUNTO DE PARTIDA PARA LA UNIDAD PROLETARIA

(PARA EL DEBATE)

Si hay sólo dos clases en pugna, entonces, debe haber una sola internacional que enfrente al imperialismo, a esa internacional de la reacción, de la burguesía más aún cuando la humanidad se encuentra en riesgo, y en riesgo de su extinción. 

Sin embargo, así como la internacional del imperialismo cuenta con un solo himno, el himno de la muerte y la destrucción, el proletariado internacional aun no se pone de acuerdo en cantar a todo pulmón la versión original de aquel himno que desde hace siglos constituye el himnos de los parias y pobres del mundo. 

Existen tantas versiones, letras de este precioso y hermoso himno como corrientes ideológicas. Al igual que siempre es necesario volver a las raíces y a las fuentes de los clásicos de la ideología revolucionaria para evitar así su tergiversación, es necesario también volver a las raíces, al texto original del texto de La Internacional escrita, su letra, por Eugene Pottier en 1871 siendo Pierre Degeyter quien musicalizara el texto en 1888. Quizás si somos capaces en arribar a una sola versión de La Internacional, quizás habremos solucionado parte del problema de la dispersión de nosotros, los proletarios, y quizás la victoria estará más cerca ya que parte de las diferencias ideológicas se habrían visto resuelta a través de esta poesía que es un canto y llamado al combate. 

Será una mera ilusión, algo imposible arribar a una sólo versión pero habrá que intentarlo antes que sea demasiado tarde, antes que no que haya mundo que defender ni lucha de clases que resolver ya que estaremos todos extintos. El llamado de los proletarios es más urgentes hoy que nunca, de los seres vivos que van padeciendo, del agua que escasea y del peligro de todas las formas de vida que se conoce. Al borde del abismo nos encontramos. 

¡Proletarios del mundo, uníos!

La Internacional (pareciera que este sería el texto original)

¡Arriba parias de la Tierra!

¡En pie famélica legión!

Atruena la razón en marcha:

es el fin de la opresión.

Del pasado hay que hacer añicos.

¡Legión esclava en pie a vencer!

El mundo va a cambiar de base.

Los nada de hoy todo han de ser.

Estribillo: (dos veces seguidas pero con melodía diferente)

Agrupémonos todos

en la lucha final.

El género humano

es la internacional.

Ni en dioses, reyes ni tribunos,

está el supremo salvador.

Nosotros mismos realicemos

el esfuerzo redentor.

Para hacer que el tirano caiga

y el mundo esclavo liberar

soplemos la potente fragua

que el hombre libre ha de forjar.

Estribillo

La ley nos burla y el Estado

oprime y sangra al productor;

nos da derechos irrisorios,

no hay deberes del señor.

Basta ya de tutela odiosa,

que la igualdad ley ha de ser:

«No más deberes sin derechos,

ningún derecho sin deber».

Estribillo

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )