PARAGUAY: LA CORRUPCIÓN MATA

DOCUMENTO DE LA FEDERACIÓN INTERNACIONAL DE ESCRITORAS Y ESCRITORES POR LA LIBERTAD- FIEL REGIONAL PARAGUAY.

La peste en la isla (autor: Marcos Ibañez)

La nación guaraní, vive en la raíz cultural del Paraguay, en su lengua, que permanece hablada mayoritariamente por la población, la que nos une con nuestro origen, con la América Morena ancestral, Abya Yala. Somos un país plurinacional, formada por 19 pueblos originarios. La resistencia al colonialismo, ocupó gran parte de nuestra historia. El mayor fruto de esta lucha por mantener la identidad, es que no pudieron matar nuestras raíces culturales y la lengua guaraní.

Fuimos uno de los primeros países de América en ensayar un modelo comunitario, autogestivo, y de desarrollo nacional independiente. Tuvimos dos etapas en nuestra historia: una independiente (1811 a 1870) y otra dependiente (actual como colonia).

Paraguay, posee un proceso de lucha histórica muy rica en cuanto a la reforma agraria, y el desarrollo nacional, que lo sitúa en América Latina como uno de los primeros países en encarar proyectos de reforma agraria, y desarrollo nacional independiente, que se inicia en 1811 hasta 1870.

En 1813, el Dr. Francia, concretó una Revolución Agraria, sin precedente en América Latina. Un siglo antes que la revolución mexicana. Con el reparto de tierras, herramientas para trabajar, y ganados, tanto para mestizos como a indios. Las tierras confiscadas fueron arrendadas a los campesinos a muy bajo costo, con la única condición de cultivar en forma diversificada.

El trabajo se impuso como único criterio de crecimiento personal y social. Por eso los indios-siervos y los mestizos-peones se nivelaron a los grupos privilegiados de la época colonial. Los campesinos pobres y pequeños ganaderos fueron la base social del régimen francista.

La revolución de Francia es antifeudal, porque suprimió las encomiendas, implantó el sistema agrario basado en la posesión de la tierra colectiva, y no en la propiedad privada. El Estado distribuía tierras en carácter de usufructo, por la que el que usaba pagaba una pequeña suma por arriendo. Esta etapa independiente, y de desarrollo soberano, prosiguió y se consolidó con Carlos Antonio López y Francisco Solano López, hasta que en 1870, se produce una reacción imperial que buscó aniquilar su desarrollo independiente, desatando una guerra contra el Paraguay, conocida como la triple alianza. Mientras la mayoría de las revoluciones se dieron a partir de 1.900 en los demás países americanos, Paraguay ya vivía un proceso revolucionario, con cambios estructurales a partir de 1.800, con su revolución agraria, que benefició al campesinado, y al sector indígena.

Paraguay, ha sobrevivido a colonizaciones, neocolonizaciones, guerras de exterminio, dictaduras, democracias de fachadas, en manos de una de las oligarquías más sanguinarias, atrasadas, y corruptas de América. Tiene una parte de su historia luchando por su soberanía a sangre y fuego, y la otra: bajo el poder de las botas, sin primavera democrática real, rendida, sometida, como una chacra brasileña, invasor que nunca abandonó territorio paraguayo. patio trasero del imperio norteamericano, y el sub imperio brasileño. ¿Cómo se explica que aún sigamos en pie?

Es una isla surrealista, rodeada de latifundio, de soja y vacas, con las manecillas del reloj detenidas en el tiempo, en tiempos de los señores feudales. Aquí la realidad supera a la ficción. De la otrora provincia gigante de las indias, del país con un desarrollo igualitario, de “República libre a Colonia extranjera”. Desde hace un siglo y medio el pájaro campana no ha vuelto a volar, por sus alas rotas, viviendo en cautiverio.

Paraguay, enfrenta varias pandemias: sanitaria, corrupción, desigualdad, y autoritarismo

Los hijos de la crisis permanente, los desechables, descartables, aquellos que nunca alcanzaron mucho, o casi nada, con esta crisis de la pandemia perdieron lo poco que tenían, no como aquellos que acumularon riquezas malhabidas, y a los que la crisis les golpea de forma diferente, moderada. No al punto, de perderlo todo.

Paraguay, tiene cifras escalofriantes en sus estadísticas, que muestran la existencia de dos países en uno. El de la minoría opulenta y la mayoría en la miseria.

Es gobernado desde hace 70 años por el partido Colorado, el más antiguo de América en el poder. Que a su vez es gobernado por la mafia, la narcopolítica.

Paraguay, produce alimentos para 90 millones de personas, sin embargo, al menos un 25% de sus habitantes pasan hambre, según la FAO. Paraguay es el 4º Exportador Mundial de la Soja y el 5º Productor Mundial. La exportación de carne tuvo un nuevo récord, al cierre de este abril de 2.021. En plena pandemia, el sector cárnico, entre enero y abril de este año exportó 11.385 toneladas de carne, lo que significa un incremento del 34 %, una cifra que supera los registros del mismo periodo de los últimos cinco años. De acuerdo a Senacsa, al último mes ingresaron al país USD 324,2 millones por las exportaciones de carne. Alimentamos al mundo, pero hacemos pasar hambre a nuestro pueblo.

Nuestro país ostenta en el ámbito de salud, el mayor porcentaje de “gasto de bolsillo” en América Latina. Según la Encuesta de Inclusión Financiera del 2013, la primera razón para sacar crédito es por salud. Con la pandemia, esta realidad creció. La ausencia del derecho al acceso a la salud pública gratuita y universal, el paraguayo intenta solucionar con “parches”, organizando polladas, rifas, y la solidaridad. El resultado está a la vista: la mayor catástrofe humanitaria por covid, con un promedio que se sitúa cerca de los cien muertos diarios. El 90% de las muertes son consecuencias directas de la falta de atención sanitaria adecuada, según denuncia el Circulo de Médicos del Paraguay.

La pobreza total en Paraguay aumentó un 3,4%, con lo cual 1.921.000 personas están en pobreza total. La pobreza en Paraguay se incrementó 3,4 puntos porcentuales en 2020, y pasó del 23,5 % en 2019 al 26,9 % el año pasado, como consecuencia del impacto de la pandemia de coronavirus.

60 % de los trabajadores son informales. Los trabajadores, urbanos y rurales, no tienen acceso a beneficios eficaces para sobrevivir por el paro sanitario.

La pandemia del coronavirus desnudó la desigualdad social, y la falta de financiamiento en salud pública. En 70 Años de Gobierno Colorado en Paraguay, compraron apenas 70 camas con Terapia Intensiva (1 cama x Año). Sólo en un periodo, con el partido Colorado fuera del Poder, el gobierno de la Alianza Patriótica para el Cambio 2008-2013, con Fernando Lugo en la presidencia, y Esperanza Martínez, como ministra de Salud, se incrementaron 230 camas con terapia Intensiva (46 camas de Terapia Intensiva x Año). Esta realidad explica la grave crisis sanitaria, y política, que trae como consecuencia la cantidad de muertos, ante la incapacidad del gobierno de brindar asistencia. El mal gobierno, y la corrupción, matan tanto, o más a los paraguayos, que el propio coronavirus. Es más peligroso que el virus sanitario, porque nos deja sin derecho a la atención adecuada en salud, a merced del coronavirus.

Los paraguayos enfrentan la pandemia con demasiada vulnerabilidad, sin una salud pública fortalecida, con terapias, remedios, e insumos básicos. En la región, como en el mundo, es uno de los países con menor numero de vacunados (un poco más de cien mil vacunados, pero con un porcentaje mínimo con las dos dosis. Ni siquiera logró aplicar las dos dosis a todo su personal de salud).

Las nuevas generaciones, al no encontrar oportunidades mínimas de educación, empleo, migran a otros países, por lo cual creció notablemente el número de paraguayos refugiados en España, Argentina, y otros países.

Su sistema político, está en terapia intensiva, agonizando como muchos paraguayos en los hospitales, por la corrupción de una minoría, con largos años de opresión a la mayoría silenciada y empobrecida. La ausencia de políticas de Estado en salud, educación, cultura, combate a la pobreza, crean un nivel de desigualdad social, que se hizo intolerable para la población, que en plena pandemia gestó una de las movilizaciones populares más largas y masivas a nivel país, exigiendo que se vayan todos, y más específicamente la Asociación Nacional Republicana ANR (partido colorado) .

¡La corrupción mata!

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )