CHILE. LA EDUCACIÓN CAPITALISTA SE CAE A PEDAZOS. LOS ESTUDIANTES SE REBELAN.

CHILE. LA EDUCACIÓN CAPITALISTA SE CAE A PEDAZOS. LOS ESTUDIANTES SE REBELAN.

La lucha de clases es porfiada y no se deja morir. Se deja ver a cada rato unas veces en forma más solapada, otras en forma más evidente, y en otras oportunidades como hoy en forma masiva. 

Nuevamente son los estudiantes, los educandos como les gusta decir a los «académicos» y «profesores» los que copan las calles en forma autónoma e irreverente para denunciar que no sólo en algunos establecimientos la educación hace agua sino para denunciar el fracaso absoluto de la educación capitalista reproductora del sistema de explotación que la vio nacer. 

Por más que el ministerio de educación este encabezada por un comunista (falso y de mercado) eso es solamente un elemento de propaganda cuya finalidad fue apaciguar el descontento e indignación en un sector altamente explosivo. Lo cierto es que Cataldito es uno de tantos ministros de educación que se ha dedicado a administrar la educación mercantil, favorecer a los empresarios e industria de la educación y postergar las legitimas demandas de una educación municipalizada traspasada a las SLEP que agoniza. El aumento sostenido de la violencia escolar, los reglamentos cada vez más represivos donde se incorporan todas las leyes penales y de control social, los protocolos impregnados también de la lógica contrainsurgente y del derecho penal del enemigo. Establecimientos cada vez más punitivos, procesos de enseñanza que se destacan por su autoritarismo y su no logro en los aprendizajes mínimos. Un aumento en las el número de estudiantes altamente estresados, con atención psiquiátrica y psicológicas. Un profesorado alejado de las demandas estudiantiles, y muchos contrarios a estas, donde las movilizaciones son vista como una amenaza a su fuente laboral más que una oportunidad para unir fuerzas y dar a la basura con uno de los pilares del sistema capitalista. 

Nuevamente los escolares marchan solos sin sus profesores que están más preocupados de la defensa de sus intereses económicos y corporativos. Nuevamente son los estudiantes que copan las calles creando mediante la lucha y la democracia directa una nueva forma de educar y una nueva forma de aprender. 

La masividad de la marcha convocada por los colectivos autónomos, populares y revolucionarios no sólo denuncia el fracaso absoluto del sistema sino también denuncia a los oportunistas y procapitalistas que desde la Confech han hecho lo posible por frenar las movilizaciones en defensa de un gobierno imbécil y a la vez traidor. 

Emociona vez nuevamente a la juventud clamando, gritando, llenando las avenidas de alegría y combate. Trae los recuerdos de jornadas y demandas similares de los estudiantes secundarios de los 80s cuando también se unía a las demandas la lucha contra la dictadura. Eran los tiempos también cuando desde ese movimiento estudiantil nacían los comités de autodefensa, las unidades de combate, las milicias de entre las masa movilizada. Eran los tiempos de la capucha y pañoleta al igual que hoy. Eran los tiempos de las tomas de los liceos cuando si duraba 1 o 2 horas ya era considerada un éxito rotundo para luego ser allanados por las fuerzas especiales de los pacos vampiros acompañados de los agentes de la CNI. Los tiempos no han cambiado mucho. Las demandas son las mismas y se marcha por la misma Alameda. Los pacos esbirros siguen reprimiendo a los cabros. Los traidores siguen frenando las movilizaciones tirando el poto a las moras. Los agentes de la intramarcha siguen haciendo el trabajo sucios y el gobierno saldrá a decir que condena los actos de violencia al igual que los ministros de interior y de educación de Pinochet. 

Pero a pesar que todo siga siendo lo mismo, los estudiantes de hoy, al igual que los de ayer, han comprendido algo fundamental y es que la rebelión se justifica y verdad más grande. La rebelión se justifica carros no lo olviden, no dejen que los traidores les tranquen el camino, no dejen que los cobardes se interpongan. Sigan adelante, copen las calles, tómense los colegios y las universidades. Tómense el Mineduc, avancen todo los que puedan porque tarde o temprano sus padres y madres, esos trabajadores y trabajadoras se plegarán, serán los sindicados clasistas los que marchen juntos a ustedes y sin darnos cuenta veremos que es toda la clase, todo el pueblo el que habrá comprendido que el capitalismo en ninguna de sus formas y envoltorios sirve y que hay echar abajo a este monstruo. 

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )